La demanda excede cualquier oferta posible, dijo Matías Tombolini.


Jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales realizaban esta mañana largas filas en los bancos que volvieron a abrir este viernes para permitir el pago de haberes y subsidios de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). En muchas sucursales, no se respetaba el distanciamiento social dispuesto como medida preventiva frente al coronavirus y el vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini, se refirió a la situación.

“Esta crisis no vino con un CD de instrucciones“, manifestó Tombolini con respecto al cumplimiento de las medidas. Y agregó: “Hoy tenés una demanda extraordinaria en una situación extraordinaria. Estamos tomando medidas para cuidarnos entre todos. Por supuesto que es engorroso, pero es engorroso porque hay un Estado presente que definió dar 10.000 pesos como Ingreso Familiar Extraordinario”

A pesar de las recomendaciones, en la Ciudad y el conurbano bonaerense las filas comenzaron a formarse en algunos casos durante la madrugada e incluso hubo zonas donde las personas arribaron a las entidades por la noche.

“El haber de abril para jubilados se cobra según el cronograma oficial. Pedimos que se mantenga la distancia y que quienes puedan cobrar por cajero con tarjeta de débito lo hagan. Pero nuestros abuelos muchas veces no saben usar tarjeta de débito y no hay tutorial que alcance“, afirmó en diálogo con TN.

“Puedo hablar con el municipio para organizar las filas. Claro que esto dista del ideal, pero es una situación única en un siglo. Estamos gestionando en la mala, en una situación de excepcionalidad absoluta. Entiendo claramente la situación difícil. De acá para adelante uno puede intentar resolverlo, aprender, porque esta crisis no vino con un CD de instrucciones. Hay un montón de gente haciendo cola porque hay un montón de gente para cobrar”, explicó.

Por su parte, para evitar la aglomeración y las largas filas frente a los bancos, el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, anunció poco antes del mediodía que los bancos abrirán el sábado y el domingo, para descomprimir la demanda de jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales.




Comentarios