Entre los varados hay abuelos y niños. Aseguran que la mayoría ya no tiene dinero para pagar un hotel. Esperan el Gobierno argentino no prorrogue la prohibición de ingreso al país.


A 16.897 kilómetros de Buenos Aires, en la ciudad Bangkok, la capital de Tailandia, hay unos 400 ciudadanos argentinos que se encuentran varados y pidiendo ayuda para poder volver a sus casas en la Argentina, dado que ya no tienen dinero para pagar hoteles ni para comprar nuevos billetes de avión.

El reclamo concreto es para el presidente Alberto Fernández, a quien le piden que no prorrogue el decreto que prohíbe el ingreso al país de ciudadanos residentes en la Argentina, el cual tiene vigencia hasta las 24:00 de este martes 31 de marzo.

En el grupo hay dos mujeres embarazadas, dos abuelos con hijos y nietos, entre otros. Y también están una mujer y su hija que habían viajado desde Córdoba a Bangkok sólo para llevarle medicación a un familiar que había sufrido una trombosis en esa ciudad y actualmente se están quedando ya sin medicación y dinero para poder subsistir allí.

Tenemos mucho miedo que las aerolíneas dejen de volar en las próximas semanas y ya no se consiga forma de volver. Porque las aerolíneas en el mundo están teniendo una crisis total porque no pueden operar. ¿Y si se nos pasan estos días y esto ocurre, quién nos va a devolver a casa?”, dijo a este medio Anabela Sánchez, una de las personas varadas.

Hasta el martes 24 de marzo, todos estos viajeros tenían la certeza de que la empresa Ethiopian Airlines contaba con la autorización de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para poder volar hacia la Argentina hasta el 30 de marzo, pero esto fue revocado un día después.

Ante la declaración de la pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya desde el 11 de marzo muchos de los argentinos que estaban en Tailandia comenzaron a anticipar sus regresos porque preveían que la situación se podría complicar. Algunos consiguieron pasajes y lo lograron, otros no.

El problema fue que las empresas aerocomerciales que vuelan a la Argentina o aquellas que hacen conexiones con países desde los que despegan vuelos hacia Buenos Aires y otros aeropuertos internacionales del país comenzaron tempranamente a cancelar vuelos sin previo aviso.

Hay 400 argentinos varados en Bangkok que piden a Fernández que los autorice a volver

Así fue como algunos ciudadanos, que hoy conforman un grupo de aproximadamente 400 personas, vieron complicados sus regresos y hoy se encuentran varados en la ciudad de Bangkok.

Y la situación se terminó de complicar cuando el jueves 26 de marzo se publicó el Decreto de Necesidad y Urgencia 313/2020 del presiente Alberto Fernández que prohibió el regreso de los argentinos que estaban en distintas partes del mundo.

Lucas Gómez, uno de los varados, comentó que algunos pasajeros decidieron entonces cambiar sus vuelos e intentar volar a San Pablo, Brasil, para acercarse a la Argentina con la idea de que así sería más sencillo el regreso al país.

El domingo 29 fueron al aeropuerto y cuando estaban a punto de abordar el avión, el vuelo fue cancelado. Ocurrió que el presidente brasileño Jair Bolsonaro decretó la prohibición a ese país a extranjeros cuyos países de origen le hubieran prohibido el ingreso a su territorio.

Sánchez, otra de las ciudadanas argentinas varadas en Bangkok, dijo a este medio que el domingo intentaron subir al avión, pero el acceso fue denegado por las autoridades tailandesas.

Hay 400 argentinos varados en Bangkok que piden a Fernández que los autorice a volver

“Fueron momentos desesperantes y de mucha angustia. Hubo mucha incertidumbre sobre lo que podía pasar”, dijo Gómez. Y Sánchez describió que como se había hecho de noche, todos tuvieron que quedarse a dormir esa noche en el aeropuerto porque no tenían a dónde ir. Y al día siguiente, el lunes 30 de marzo, fueron a la embajada argentina en esa ciudad.

En la embajada nos atendieron y nos dijeron que mientras estuviera vigente el decreto 313/2020, no se podía hacer nada para emprender el regreso a Buenos Aires. E incluso dijeron que no venían teniendo éxito con las autorizaciones especiales que emite Cancillería para que puedan volar aviones a la Argentina”, contó Gómez.

Sánchez dijo que al consultar sobre las ayudas económicas que prometió el Gobierno a través del Programa de Asistencia creado el fin de semana, en la embajada les dijeron que primero debían comprobar la situación de “extrema vulnerabilidad” de cada pasajero para poder ayudarlos.

“Algunos acá ya compraron hasta tres pasajes intentando volver, pero estos fueron siendo cancelados. La mayoría gente no tiene más dinero. Estamos tratando de alojarnos en hoteles baratos. Y no sabemos si el DNU no se prorroga, cuándo vamos a poder volver. Con mis compañeros estamos alojados a una cuadra de la embajada”, dijo Sánchez.

Los varados esperaban entonces que el DNU 313 no sea prorrogado. Y señalan que sólo necesitan que la ANAC autorice a una aerolínea para poder volar a la Argentina. “Nosotros no estamos pidiendo que nos vengan a buscar. Tenemos los tickets comprados y pagados. Si se consigue la autorización que están previstos para los primeros días de abril, podremos regresar”, dijo Gómez.

Por la Corresponsalía Buenos Aires




Comentarios