Se trató de operativo coordinado en forma conjunta por los gobiernos de ambos países.


Dos vuelos de la Fuerza Aérea Mexicana, que aterrizaron en la tarde y noche de este lunes en Ezeiza, repatriaron a 300 argentinos que estaban varados en la nación azteca, a partir de un acuerdo de regresos mutuos entre los gobiernos de Argentina y México.

Se trató de un operativo coordinado en forma conjunta por los gobiernos de ambos países que se concretó a través de dos aviones Boeing 737-800 de la Fuerza Aérea mexicana, con una capacidad de 170 pasajeros cada uno y que fue posible en el marco de las excepciones establecidas por el Poder Ejecutivo Nacional a la suspensión de vuelos especiales y al cierre de la frontera, confirmaron hoy a Télam fuentes de la Cancillería.

La iniciativa surgió a partir de un acuerdo que se comenzó a gestar entre el canciller Felipe Solá y su par mexicano, Marcelo Ebrard, y que se terminó de concretar en una charla telefónica entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El primero de los vuelos partió desde el Distrito Federal a las 4 de este lunes (hora de México, 7 de Argentina) y tras escalas en Guayaquil y en Lima, arribó a Ezeiza a las 17.51.

Mientras que el segundo vuelo en partir, lo hizo desde Oaxaca, hasta donde se trasladaron argentinos desde Cancún, a las 5 (hora de México, 8 de Argentina), y luego de hacer escala en Guayaquil, tocó pista en Ezeiza a las 19,17.

Ambas aeronaves militares retornarán a México con alrededor de 300 ciudadanos de ese país que se encuentran en Argentina.

Las fuentes señalaron a esta agencia que, en estos dos vuelos, se privilegió el traslado de aquellos argentinos que se encontraban en situación más vulnerable en materia de salud, y aclararon que no se descarta la posibilidad de otras operaciones similares.

Desde Cancillería destacaron la labor de la Embajada argentina en México y de los agregados militares argentinos en ese país para concretar esta coordinación recíproca.




Comentarios