Hermano, esta vez colaborá, dijo el mandatario, quien también se mostró preocupado por la situación en Brasil.


El presidente Alberto Fernández aseguró este lunes que la Argentina “está llevando bien el problema” de la pandemia por el coronavirus pero remarcó que “tenemos que seguir así para poder dominarlo”, mientras se mostró “preocupado” por la situación en Brasil donde Jair Bolsonaro desestima el avance de la enfermedad y volvió a cuestionar los despidos que dispuso el dueño de Techint, Paolo Rocca.

“Estamos bien pero eso no quiere decir que resolvimos el problema. Que nadie se relaje o se duerma. Estamos llevando bien el problema, tenemos que seguir así para poder dominarlo. Nos gana el virus o le ganamos nosotros. ¿Y cómo le ganamos? Con el tiempo, ganando tiempo, quedándonos en nuestras casas”, remarcó el Jefe de Estado, quien el domingo anunció que se extendía la cuarentena general hasta el lunes 13 de abril.

Durante una extensa entrevista en Radio Con Vos, el mandatario repasó las medidas que se implementaron para garantizar el aislamiento social y reforzar el sistema de salud, pero reconoció que la creciente demanda mundial de insumos médicos por el Covid-19 dificulta el acceso a materiales esenciales para combatir la enfermedad.

“El problema que tenemos es que no somos los únicos que demandamos trajes especiales. Está todo el mundo. Esos trajes son la mayor necesidad y la producción está colapsada porque todo el mundo lo está demandando”, dijo al ser consultado sobre algunos reclamos del personal de la salud.

La búsqueda de insumos

El presidente Fernández también detalló que el objetivo es que las fábricas de respiradores produzcan unas 400 unidades al mes para ampliar la cantidad de camas de terapia intensiva. “La fábrica más grande está en Córdoba, que la verdad también hay que agradecerles enormemente porque están trabajando 24 horas para darnos 400 al mes”, indicó.

“También hay un pedido al exterior, que como hay una demanda muy grande, eso se complica. Y hay un proyecto donde se mezclan empresas privadas y la gente de ciencia y técnica, que es el de convertir un pulmón artificial en un respirador. Eso nos permitiría contar con 4.000 pulmones artificiales/respiradores en el término de un mes”, reveló.

Al respecto, el mandatario indicó que se requieren en la Capital Federal y el gran Buenos Aires unos 1300 respiradores más y consideró que “en el interior ya hay bastantes”.

La crítica contra los “miserables” y contra Rocca

El presidente volvió a enviarle un mensaje al dueño de Techint, Paolo Rocca, a quien criticó por los recientes despidos que dispuso esa compañía y le manifestó: “Tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo, hermano, esta vez colaborá”.

El titular del Poder Ejecutivo reconoció que el domingo, cuando criticó los despidos, se refirió especialmente a la situación en Techint que desvinculó a unos 1450 trabajadores de la construcción en medio de la cuarentena por el coronavirus.

Paolo Rocca (crédito: Federico López Claro)

“Es el caso que más me conmovió porque no es momento para hacer eso, porque es una falta de solidaridad enorme”, advirtió y agregó que los argentinos “tenemos que volver a incorporar la palabra solidaridad en nuestras vidas”.

Y seguido personalizó su queja y, sin mencionarlo, habló sobre Paolo Rocca: “Que gane un poco menos, han ganado tanta plata. Tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo, hermano, esta vez colaborá”. Fernández se mostró convencido en que se podrán revertir esos despidos porque, agregó, “ellos (Techint) también tomaron cuenta que se equivocaron”.

Quejas por abusos de precios

El Jefe de Estado ratificó sus advertencias frente a los aumentos de precios, pero aclaró que en esta oportunidad son los “supermercados chinos y los negocios de cercanía” los que no respetan los topes que estableció el Gobierno nacional.

“Pasa algo muy raro, las grandes cadenas de supermercados están cumpliendo y respetando los precios máximos, pero fallamos en los supermercados chinos y en los negocios de cercanía y en carnicerías, que ahí es donde se cometen los mayores abusos. El precio no aumentó en la salida del frigorífico, aumentan en la carnicería, ahí necesitamos que la gente nos ayude a ver quiénes son y vamos a caer con todo el peso”, remarcó.

La negociación de la deuda

El presidente Fernández se refirió también a la situación de las gestiones oficiales con los acreedores privados para reestructurar la deuda pública y evitar el default, y consideró que esas acciones se están “llevando muy bien” y adelantó: “Vamos a lograr un buen resultado”.

Nunca es bueno entrar en default. Creo que estamos bien, igual nuestra idea es exactamente la misma del primer día. Necesitamos tiempo, hoy no podemos pagar y tenemos muchos más argumentos”, remarcó.

El mandatario recordó que así lo analizó con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y aseguró que ella fue “absolutamente comprensiva” respecto a la situación que atraviesa la Argentina.




Comentarios