El presidente Alberto Fernández encabezó este domingo por la mañana en la Residencia de Olivos una reunión interministerial de seguimiento del coronavirus COVID-19 con el objetivo de analizar, junto al grupo de asesores médicos y científicos al que consulta permanentemente la evolución de la situación, el avance de las medidas implementadas y los pasos a seguir.

Los expertos que concurrieron al encuentro son la embajadora especial de la OMS/OPS para América Latina y el Caribe, Mirta Roses; el director científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn; el titular de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, y los especialistas Ángela Gentile, Pablo Bonvehi, Gustavo Lopardo y Tomás Orduna.

También participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y el asesor presidencial Alejandro Grimson.

Luego de la reunión, el ministro de Salud brindó una conferencia de prensa y aseguró: "Tenemos el orgullo de que en el mundo se hable del modelo argentino".

El Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA (Foto: Presidencia)

Sobre la extensión de la cuarentena argumentó: "Los expertos opinaron que hay que prolongar la cuarentena y el Presidente lo decidirá esta tarde".

A su vez amplió: "Iniciamos antes y con mucha intensidad las medidas" y continuó: "Hemos mirado la evolución en esta semana que llevamos en cuarentena".

"Todos los días estamos ganando tiempo", argumentó el ministro y sostuvo que "seguramente habrá más casos en los próximos días, mejoramos la capacidad de detención".

"Los expertos consideraron que hay que prorrogar la cuarentena y por ese motivo también las clases", comentó González.

El Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA (Foto: Presidencia)

En este sentido el ministro aseguró que dado que los respiradores artificiales son un "recurso crítico" se decidió "centralizar la compra" de parte del gobierno nacional "para asegurar la distribución equitativa" teniendo en cuenta "la cantidad que tienen hoy el sistema público y privado, la demografía del lugar y el estadío de la epidemia" en provincias y municipios.