El director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias de España aseguró que "el escenario más pesimista indica que seguiremos diez días más subiendo los casos".


España sumó en el primer día de confinamiento por el “estado de alarma” 1.438 nuevos contagios por coronavirus, aumentando el número total de infectados a 9.191, mientras que se produjeron nueve víctimas mortales más, elevando la cantidad de muertos a 309 personas, según el relevamiento que dio este lunes el Ministerio de Sanidad español.

El director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias de España, Fernando Simón, aseguró que “el escenario más pesimista indica que seguiremos diez días más subiendo los casos”.

La conferencia de prensa de Fernando Simón. (EFE)

“Cada día el número de contagios aumenta un 25%”, dijo Simón en conferencia de prensa por videoconferencia tras la reunión del comité de seguimiento técnico de la evolución de la pandemia, que presidió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

La situación “no ha cambiado radicalmente”, no obstante, “si seguimos con las medidas es muy probable que el impacto sea rápido y drástico. Pero no lo observaremos hasta dentro de tres o cuatro días como mínimo”, advirtió el experto.

Asimismo, Simón subrayó que “el incremento de contagios está suponiendo un estrés para los servicios sanitarios y hay un mayor riesgo de que la situación se extienda a otras zonas, y esto es lo que hay que tratar de evitar”.

“No hay que hacer nada extraordinario salvo las medidas de higiene y distanciamiento social. No hay que preocuparse más, ni entrar en pánico”, insistió Simón, y explicó que “no es necesario ir al supermercado con mascarilla y guantes, ni limpiar los zapatos antes de entrar en casa”.

“Es importante que las personas de los grupos de riesgo se protejan mucho”, reiteró Simón, que situó en un 3% la letalidad del coronavirus, que en el caso de España se diseminó principalmente entre personas mayores y vulnerables.

En las últimas 24 horas, 47 millones de españoles tuvieron que cumplir prácticamente un confinamiento total en el marco del estado de alarma declarado el sábado último y que rige durante 15 días con el objetivo de frenar el avance del coronavirus.

España vive este lunes su primer día laboral de aplicación del decreto de alarma. (EFE)

Aunque el gobierno destacó que los ciudadanos están respetando el estado de alarma y no se produjeron incidentes importantes, en el primer día laborable bajo la medida excepcional se vieron imágenes preocupantes en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, donde se registran aglomeraciones en los subterráneos en horas punta, que no respetan el “distanciamiento social” recomendado como medida para evitar la transmisión del virus.




Comentarios