En caso de incumplimiento de la cuarentena, los civiles podrán enfrentar sanciones.


El Ejército comenzó hoy su despliegue en las calles para realizar un “reconocimiento previo” en siete ciudades de España donde puede haber mayor riesgo de propagación del coronavirus, entre ellas Madrid, Valencia, Sevilla y Zaragoza.

El despliegue se produjo el primer día de entrada en vigor del “estado de alarma” en España a raíz de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, que ya causó 288 víctimas fatales y más de 7.750 contagios en todo el territorio nacional.

Durante 15 días, de acuerdo con la medida de excepción puesta en marcha, las Fuerzas Armadas estarán bajo un mando único y a disposición de los distintos Ministerios que gestionan la crisis, tanto Interior como Sanidad o Trasporte.

El gobierno español tiene previsto utilizar a los militares para realizar labores de control en las calles, con lo que podrán dar órdenes a los civiles, quienes en caso de incumplimiento deberán pagar multas y hasta pueden ser denunciados por desobediencia, lo que conlleva penas de hasta un años de prisión, siempre con el objetivo de hacer cumplir las medidas excepcionales decretadas tendientes a frenar el espiral ascendente de contagios por Covid-19.

El Ejército también realizará labores de custodia para garantizar el abastecimiento de mercados y de la industria si es necesario, o de control y cierre de rutas en caso de que se decrete el aislamiento total de diferentes zonas del país.



Comentarios