La Superliga continúa siendo la gran deuda pendiente para el equipo de Marcelo Gallardo. El Muñeco desde su llegada al equipo millonario cosechó 11 títulos y logró convertirse en uno de los entrenadores más queridos (si no el más) por los hinchas riverplatenses, pero nunca logró hacerse con el torneo local.

Con Boca pisándole los talones en las últimas fechas, y tras el empate ante Defensa y Justicia que le dejó las esperanzas renovadas al equipo de la ribera, finalmente River no logró ganar en la última fecha y terminó escapándosele como agua entre las manos el título de la Superliga.

El DT de River es el más exitoso de su historia. De hecho, logró superar al gran ídolo riverplatense Ramón Díaz. En sus años como entrenador ganó 11 títulos: tres Copas Argentinas, una Supercopa Argentina, una Copa Sudamericana, tres Recopas Sudamericanas, una copa Suruga Bank y dos Libertadores. Pero lo que todavía les falta a los hinchas es volver a marcar la cancha en el terreno nacional, y este sábado Gallardo no pudo cumplir con ellos.

EFE/ Nicolás Núñez

La última vez que River tuvo un buen pasar en la Superliga y llegó a la punta había sido en septiembre de 2017. Aquella vez comenzó el Torneo 2017/2018 con tres triunfos al hilo: venció a Temperley (1-0), Banfield (3-1) y San Martín de San Juan (3-1) para compartir la punta con Boca. Pero después, en medio de la triple competencia, no mantuvo el ritmo, se quedó en el camino y terminó octavo con 45 unidades, a 13 del xeneize, que se consagró campeón.

El torneo local fue durante este ciclo ganador la verdadera deuda pendiente (o deseo, como dijo el DT a Radio Mitre hace algunas semanas) del Muñeco. Concentrado en los títulos internaciones, la Superliga de alguna manera quedó en segundo plano.

Si bien Gallardo demostró una vez más que es un entrenador capaz de estar a la altura de los desafíos y pudo dar pelea hasta la última fecha, esta vez se quedó con las manos vacías y el título está en la casa del eterno rival.