Uno de los abogados de la familia de Fernando consideró que se trata de "un grupo de jóvenes bastante frío" al señalar que "ninguno se mostró compungido".


Fabián Améndola, uno de los abogados de la familia de Fernando Báez Sosa, habló luego de la audiencia en el juzgado de Garantías de Villa Gesell y manifestó que “ninguno” de los rugbiers acusados por el crimen “mostró arrepentimiento”.

En declaraciones a la prensa, el letrado detalló que uno de los rugbiers dijo “somos inocentes” y agregó que le pareció “un grupo de jóvenes bastante frío” al señalar que “ninguno se mostró compungido”.

Asimismo, informó que desde la defensa de los rugbiers pidieron el “arresto domiciliario” y adelantó que el juez lo va a resolver este viernes. En ese sentido, reveló que el argumento para la domiciliaria es que los acusados “se sienten presionados mediáticamente”. 

El juez deberá resolver también si avanza con el dictado de la prisión preventiva solicitado por la fiscal Verónica Zamboni.

“Es probable que se amplíe la acusación”, agregó Améndola, quien explicó que los papás de Fernando no pudieron ingresar a la audiencia “porque la sala no lo permite por una cuestión de espacio”.




Comentarios