Los jóvenes de 23 y 29 años dieron varias versiones falsas antes de contar la verdad. Ambos están detenidos.


Una pareja de jóvenes de 23 y 29 años confesó que asesinó a su bebé recién nacido arrojándolo dentro de una bolsa al río. Antes, habían denunciado la desaparición del niño, pero luego contaron la verdad y quedaron detenidos.

El pasado 9 de febrero, Sonia y Daniel -quienes no tenían antecedentes y llevaban una vida sin sobresaltos- llamaron a la Policía para denunciar la desaparición de su pequeño hijo recién nacido. La mujer relató que había dado a luz en un centro de salud, pero que no sabía donde había dejado el bebé.

El subdelegado del gobierno de la ciudad española de Palencia, Ángel Miguel Gutierrez, contó que, poco después, la mujer recordó que había dejado al niño en un basurero. Cuando los efectivos salieron a buscarlo, Sonia volvió a cambiar su versión.

Finalmente, tras inventar otras historias, confesaron que el bebé había nacido el 28 de enero, y que ambos se deshicieron de él tirándolo al río Carrión dentro de una bolsa con un ladrillo. Efectivos de las fuerzas armadas lograron encontrar el cuerpo, aunque todavía no se reveló si el niño nació con vida o si ya estaba muerto.




Comentarios