El defensor español cometió una violenta falta en el 4-1 del Real Madrid sobre el Osasina.


Por la vigésimo tercera fecha de la liga española, el Real Madrid venció por 4-1 al Osasuna en Pamplona respectivamente, y Sergio Ramos fue uno de los protagonistas del encuentro. El defensor no sólo marcó el segundo gol, sino también le dio una patada durísima a Ruben García.

“Al inicio de temporada, cualquier patada en el talón de aquiles era roja automática (…) Hoy, Sergio Ramos ha hecho esta entrada y ha seguido sobre el campo. Y después ha marcado. Bienvenidos a La Liga (…)”, fue uno de los tantos comentarios que hicieron los usuarios de las redes sociales.

La brutal patada de Sergio Ramos que no cobraron ni el árbitro ni el VAR

La jugada se produjo a los 20 minutos del primer tiempo, cuando el Osasuna todavía ganaba por 1-0. Ruben García fue a buscar la pelota para jugar una pared con Roberto Torres Morales y cuando volvió a buscarla, Ramos lo barrió violentamente.

Ni el árbitro Gil Manzano ni el VAR consideraron que fuera falta, pero el delantero quedó tirado en el campo de juego. Mientras lo atendían, la transmisión mostró la jugada y quedó en evidencia cómo el defensor español fue directo a golpear el tobillo del futbolista del Osasuna.

En redes sociales, los usuarios comenzaron a mostrar su malestar: “La patada de Sergio Ramos es una muestra que el VAR es subjetivo“, dijo uno, mientras que otro opinó: “Sergio Ramos debería estar en la calle, tremenda la patada”.




Comentarios