"Con Guillermo me equivoqué yo. No tuvo la culpa", comenzó diciendo Carlos Tevez sobre su mala relación con el Mellizo Barros Schelotto cuando éste dirigía a Boca, y sorprendió a todos. Es que en el último tiempo, el Apache se había encargado de criticarlo ante cada consulta.

Y se explayó: "Obvio que era mi pensamiento volver un año después de China, sabía que iba a volver, pero lo tendría que haber hablado con él directamente. Hubo una situación casi límite, en el último partido mío en La Bombonera, que bajaron mi hija y mi mujer al vestuario pidiendo que no nos vayamos", contó en diálogo con Fox Sports.

"Fui llorando, le dije a Guillermo que cuente conmigo para el año siguiente. Cuando llego a casa sentía lo contrario, que me tenía que ir porque no iba a aguantar", agregó sobre su traspaso al futbol asiático.

"Después quedó eso pendiente, yo me fui de vacaciones, no pude hablar con él y se entera por la prensa que me voy. Ahí creo que fue el punto donde se quebró. No es lo mismo para un técnico contar o no con sus figuras, porque él cada domingo tiene que dar la cara. Después ya era diferente, la relación ya estaba rota", concluyó.