Cuando vuelva de su gira, el presidente deberá decidir cuánto otorgar: el 11,5% o una suma menor.


Alberto Fernández deberá definir esta semana el aumento a jubilados, pensionados y asignaciones familiares y por hijo, que afectará a 18 millones de personas.

El presidente tendrá que decidir si otorga un aumento global del 11,56%, correspondiente a la fórmula de movilidad suspendida, o un porcentaje menor para lograr “ahorro fiscal”.

Alberto Fernández (Susana Gil/NOTIMEX/DPA)

Las opciones son: una suma fija para todos, o bien suma fija más porcentaje. En ambos casos se daría un achatamiento de la pirámide jubilatoria en el que los que ganan menos cobrarán un porcentaje mayor que quienes más ganan.

La opción que está descartada es la de otorgar 11,56% a todos los beneficiarios, más un adicional para los que menos ganan.

Del ministerio de Economía informaron que la suspensión de la fórmula de movilidad se debe a la intención de generar un “ahorro fiscal” y que por eso el aumento global sería inferior a ese porcentaje.

Para justificar, citan lo dicho por el presidente Alberto Fernández a fines de 2019: “No soy como Mauricio Macri. Su fórmula es impagable y el salario real de un jubilado cayó. Vamos a seguir aumentándoles con toda la generosidad que podamos. No voy a congelar las jubilaciones, pero pusieron una fórmula de imposible cumplimiento. Ahora uno tiene que ordenar el tema”.




Comentarios