El Palacio de Buckingham informó oficialmente este sábado que se llegó a un acuerdo con el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, para que dejen de utilizar el título de Su Alteza Real a partir de marzo y que ya no reciban fondos públicos por su trabajo como miembros de la Familia Real.

"Según lo acordado en este nuevo pacto, comprenden que es necesario que renuncien a sus deberes reales, incluidos los nombramientos militares oficiales. Ya no recibirán fondos públicos por sus funciones reales", explicó la Casa Real británica en un comunicado.

En consecuencia, la pareja "no utilizará sus títulos de Su Alteza Real porque ya no son miembros en activo de la Familia Real".

Las duques de Sussex. (AP Photo/Frank Augstein, Archivo)

Además, el duque y la princesa de Sussex han manifestado su intención de devolver los 2,4 millones de libras de dinero público recientemente recibido para la reforma de su residencia oficial, Frogmore Cottage, en la que seguirán viviendo cuando estén en Reino Unido.

"Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros queridos de mi familia", destacó la reina Isabel II, de 93 años, en un comunicado personal. "Apoyo su deseo de una vida más independiente", dijo y destacó lo "particularmente orgullosa" que se siente de "cómo Meghan se ha convertido tan rápidamente en una más de la familia".

Hsrry y Meghan junto a la Reina antes de declarar su independencia económica. (Foto:John Stillwell/Pool Photo via AP, Archivo)

El pasado 8 de enero el príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, anunciaron que serían económicamente independientes y vivirían un tiempo en Canadá.