Pretende cerrar los vencimientos antes de abril para evitar que vayan a juicio.


Alberto Fernández cumple un mes de gestión y su Gobierno busca tener una solución a la deuda externa en los próximos meses: en abril vencen unos 500 millones de dólares y en julio otros 1.100 millones.

Hasta el momento el Gobierno ha pagado esos vencimientos. Para evitar una ruptura de los contratos, emitidos bajo ley extranjera, buscará que los tenedores de bonos privados acepten cambios en las condiciones de los contratos y en el cronograma de pago. Solo de esta forma podría evitar que algunos bonistas vayan a juicio.

Alberto Fernandez y el ministro de Economía, Martin Guzman. (Foto: AP/Daniel Jayo)

“Buscamos devolver la deuda a una trayectoria sostenible”, explicaron desde el oficialismo a Clarín, y añadieron que “para eso deben modificar su perfil”.

El equipo económico mantendrá en las siguientes semanas conversaciones simultáneas en Nueva York con el Fondo Monetario Internacional, a través de Sergio Chodos, y con los representantes del sector privado, a cargo de Lisandro Cleri, de la Unidad de Sostenibilidad de la Deuda.




Comentarios