La modelo logró que la Justicia falle a su favor y le impida a Viviana Benítez seguir hablando de ella públicamente.


Pampita ya no soportó las declaraciones de la ex niñera de sus hijos, Viviana Benítez, y luego de que la mujer se presentara en muchos medios para denunciar públicamente a la modelo por maltrato, decidió ponerle un bozal legal y la Justicia falló a su favor.

“A veces me quedaba a trabajar los fines de semana, y trabajaba de lunes a lunes”, contó Viviana semanas atrás. Según su palabra, no siempre recibía el pago por esas horas extras en las que trabajaba en la casa de la modelo. 

Pampita y Viviana Benitez (Foto:Web)

Pampita nunca se quedó callada y estuvo en varios programas para defenderse por las acusaciones que recibió por parte de su empleada. Se la vio quebrada, enojada y decepcionada con la situación que estaba enfrentando. “Tengo cámaras en mi casa que muestran el horario en el que entra Vivi a la mañana, el único día que entra más temprano son los viernes porque ella lo pidió. Todo lo que está diciendo es mentira“, expresó en una oportunidad.

La niñera realizó una demanda civil por “hostigamiento y maltrato psicológico”, y otra laboral por presuntas irregularidades, como el pago en negro de parte de su salario.

Pero, a su vez, la abogada de la conductora, logró una medida muy importante, que es el bozal legal hacia Benítez. “El Enacom (el ente que regula los medios) ya está notificado, en unos días lo recibirán todos los medios y Benítez no podrá hablar sobre Carolina”, contó la profesional a Teleshow




Comentarios