Para estos insectos no todos somos iguales, aunque hay algunas cosas que podés hacer para intentar pasar desapercibido.


Mosquitos… esos insectos que si se extinguieran no extrañaríamos ni un poquito, ¿no?

Cuando una horda de mosquitos ataca, habrás notado que no se ensañan con todas las personas por igual: hay gente que pareciera tener la sangre “más sabrosa”.

(Foto: JIM GATHANY / DPA)

Sin embargo, la ciencia descubrió que hay varios factores que te hacen más deseable para estos insectos, y la sangre no tiene tanto que ver como creíamos.

Los factores que podés evitar

Beber alcohol:

Según un estudio publicado en 2002 en la revista American Mosquito Control, beber una sola cerveza es suficiente para que tu cuerpo resulte mucho más atractivo para los mosquitos.

Entrenar:

Al hacer ejercicio, el cuerpo pasa por muchos cambios, y algunos de ellos son como señales para los mosquitos. Ácido láctico, olor corporal y diversos químicos que se encuentran en el sudor humano son los favoritos de estos molestos insectos.

La ropa:

Si de moda se trata, los mosquitos no son indiferentes. Cuando vestís algo llamativo y oscuro (como azul, negro o rojo) ellos te notan más. En especial si sos el único que tiene ese color en los alrededores.

Los factores que NO podés evitar

Tipo de sangre:

La sangre de tipo 0 es la más deliciosa para los mosquitos. En cambio, las de tipo A son las que menos les gusta.

Dióxido de carbono:

Es algo que atrae a estos insectos, lo cual es lógico ya que la presencia de dióxido de carbono es una señal de que hay un ser vivo alrededor. Lo único que podrías hacer al respecto es no respirar, pero no recomendamos que lo hagas por mucho tiempo…

Secreciones de antígeno:

Tus genes determinan si sos un “secretor”, es decir, una persona cuyos antígenos de la sangre se filtran en la saliva, el sudor y demás. Alrededor del 80% de las personas lo son así, que si pertenecés al otro 20% tenés bastante suerte.

Bacterias de la piel:

Según un estudio de 2011, no solo se trata de la cantidad de bacterias que tenés en la piel, sino de la variedad. Si tenés muchas bacterias de un tipo, los mosquitos se volverán locos por vos. Pero si tienes la misma cantidad de bacterias pero de muchas especies distintas, entonces tenderán a ignorarte.




Comentarios