El exjefe de la barra de Independiente tenía prisión domiciliaria por el intento de extorsión al exentrenador Daniel Holan.


Pablo ‘Bebote’ Álvarez, exjefe de la barrabrava de Independiente, estaba condenado a tres años y medio de prisión domiciliaria por intentar exrorsionar a Ariel Holan cuando era entrenador del equipo. Pero el viernes, la jueza María del Carmen Mora dictó el cese de su pena.

Gracias a las apelaciones de su abogado, Alejandro Pérez, Álvarez accedió al beneficio de la condena condicional y ya no tendrá que usar la tobillera electrónica con la que lo monitoreaban. El exbarra no quiso esperar a que un oficial de justicia se acercara a su domicilio para sacársela, y lo hizo él mismo.

Ariel Holan cuando era entrenador de Independiente (Foto: Andrés Cristaldo/EFE)

Celebrando la decisión de la magistrada, ‘Bebote’ grabó un video quitándose el aparato con un martillo y un destornillador. Cuando consiguió arrancarla, luego de algunos golpes y con cierta facilidad, el exlíder de la barra del ‘Rojo’ miró a cámara y festejó: “¡Vamos! chau, chau, chau”.

Álvarez había interceptado a Holan a la salida de un entrenamiento en Villa Domínico, donde le exigió 50 mil dolares para financiar el viaje de su entorno al Mundial de Rusia 2018. Él reconoció el encuentro, pero advirtió que no había sido una amenaza o extorsión, sino un simple pedido de colaboración.




Comentarios