A diferencia de lo que ocurrió cuando el gobierno de Cristina Kirchner implementó un impuesto a las compras con tarjeta al exterior, esta vez, el recargo del 30% no podrá ser deducido del Impuesto a las Ganancias.

Este recargo está incluído en el proyecto de ley ómnibus de "Solidaridad Social" que ya entró al Congreso de la Nación, y que en tratamiento podría ser modificada.

Impuesto al dólar

Este recargo alcanzará a las compras con tarjeta realizadas en el exterior, a los servicios que se pagan en dólares como Netflix, Spotify y otras suscripciones, a los cargos de plataformas de otros países como Booking o Airbnb y a las compras de pasajes, hoteles o gastos de turismo en el exterior que se realicen desde Argentina, informó Clarín.

Y, como recién confirmó el ministro de Economía Martín Guzmán este martes, también aplicará un 30% de recargo a la compra de dólares.

Mientras, los insumos médicos, como las prótesis, y de investigaciones científicas quedarán exceptuados del recargo.