El conductor contó con humor el episodio que terminó en el hospital y recordó las risas de los que presenciaron el momento.


Marcelo Tinelli decidió contarle a todo su público cómo fue una vergonzosa caída que sufrió recientemente en un café y despertó las risas de los comensales.

Según relató durante ShowMatch, estaba merendando con su hijo y, al momento de levantarse, se le durmió una de sus piernas, cayó contra un tacho y se sostuvo con una columna.

“Estuve una hora con la pierna cruzada mirando el teléfono y, cuando me levanté, es como que no tenía la gamba. Me agarré de una columna mientras todos se me cagaban de risa”, narró Tinelli.

Luego, contó que dos jóvenes lo ayudaron y le consultaron si debían llamar a un médico, pero él respondió rápidamente que no era necesario.

Sin embargo, poco después tuvo que caminar con ayuda y, al salir del café, le dijo a su hijo: “Llevame a la clínica porque me muero”. Finalmente, los médicos confirmaron que por la caída sufrió un esguince.




Comentarios