El presidente electo sostuvo que es "un chico maravilloso, moderado y no era el vago de la PlayStation como decían".


El presidente electo Alberto Fernández deseó que Máximo Kirchner llegue a la primera magistratura del país y destacó que se está logrando “una transición en paz y con respeto”.

“Ojalá”, respondió Fernández cuando le preguntaron si le gustaría que el diputado Máximo Kirchner sea presidente de la Nación respondió y agregó: “Siempre he dicho que Máximo es un chico maravilloso, moderado, y que no era el vago de la PlayStation como decían”.

También elogió al exministro de Economía y excandidato presidencial, Roberto Lavagna, y al gobernador bonaerense electo Axel Kicillof; resaltó el diálogo que está teniendo con el presidente Mauricio Macri y criticó severamente al exministro de Economía Nicolás Dujovne y al senador y excandidato a vicepresidente macrista Miguel Pichetto.

Máximo Kirchner (Web)

“Estamos logrando una transición en paz y con respeto, con una sociedad que acompaña tranquila y pacifica”, destacó Fernández el martes en una entrevista con Canal 9.

Y sostuvo que “va a cambiar drásticamente la lógica del gobierno, pues este gobierno solo supo ajustar, pedirle más esfuerzo a los que menos tienen y decir ‘no puedo’; vamos a atender al jubilado, al que tiene menor sueldo, olvídense del juego financiero y preocúpense por poner en marcha las máquinas que están tapadas por una lona. Conozco los botones que hay que tocar”.

Sobre Lavagna dijo que “es una de las personas más inteligentes que he conocido en mi vida. Uno le presenta un problema y él trae tres soluciones. Ojalá yo sea como Lavagna; me encantaría tener esa capacidad”.

Contó que estuvo reunido una hora y media con el exministro, “le pregunté como veía la economía pero nunca le ofrecí nada. Él no está buscando trabajo“. Otro elogiado por Fernández fue Kicillof: “Una de las cosas que me pone muy contento es trabajar con Axel. Cuando lo conocí dije qué lástima que no trabajé con este pibe nunca“.

Acerca del ex ministro de Economía Dujovne dijo que “era un buen comentarista con whisky a la medianoche en la televisión. Fue una tragedia para la Argentina“. En cuanto a Pichetto, quien le recomendó “dejar de comprar conflictos bolivarianos”, Fernández dijo: “Pichetto por momentos se parece mucho a (el presidente de Brasil Jair) Bolsonaro. A mí me preocupa la vida de la gente, a él no. Pichetto nunca se caracterizó por defender los derechos humanos”.

También destacó su relación con la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, de quien dijo que “está bien” y comentó que la hija de la ex mandataria, Florencia Kirchner, sometida a tratamiento de salud en Cuba, “ahí anda, mejorando”. Añadió que Cristina Kirchner “se quedó una semana más (en Cuba) porque no tiene sentido que venga a la Argentina en este momento“.

El mandatario electo destacó asimismo que tiene un buen diálogo con Macri. “Hemos tenido siempre un trato respetuoso; no nos parecemos en nada, pero es un trato respetuoso desde que volvimos a hablar” tras las elecciones. Recordó que “lo llamé preocupado por lo de Bolivia, para decirle que corría peligro la vida de Evo Morales; me habló de las dificultades de traerlo a la Argentina, pero yo no estaba de acuerdo. Me dijo que podía ser complejo para traerlo en la transición“.




Comentarios