El expresidente de Independiente recordó su paso por la dirigencia del club y su lucha contra los barras.


Luego de que se conocieran las imágenes de las cámaras de seguridad de la sede de Independiente, en las que se ve el accionar de la barra liderada por Pablo ‘Bebote’ Álvarez para intimidar al entonces presidente Javier Cantero, el ex dirigente del Rojo habló sobre el tema.

Cantero recordó el mal momento que pasó aquel día de 2013, y reveló el expreso pedido de un comisario general durante su mandato al frente de la institución: “Me pidió que le ponga cocaína a Bebote para que entre a Avellaneda, lo pare y lo saque, pero jamás haría eso. Era mi acérrimo enemigo, pero el fin no justifica los medios”, declaró en el programa de TyC Sports, ‘No Todo Pasa’.

“Yo me llevé muy mal con la barra, a Bebote lo vi en una nota muy demacrado y deteriorado físicamente. No tengo odio hacia él, ojalá haya recapacitado y su vida cambie, pero no le deseo el mal a esa gente”, agregó respecto al tema.

Durante la extensa charla, el expresidente expresó: “Camioneros el estadio se llama Hugo Moyano y el presidente es Pablo Moyano. En el sindicato es algo así. En Independiente el uno es Hugo Moyano y el segundo Pablo Moyano. ¿Esto no es un nepotismo del siglo XVII? (…) Muchos socios de Independiente tienen síndrome de Estocolmo”.

Los periodistas le recordaron que Moyano fue electo y reelecto de manera democrática por los socios, y Cantero respondió con una frase poco feliz: “Hitler también”, Luego aceptó que la referencia no era la adecuada y agregó: “Estoy diciendo que no puede ser que dos personas manejen dos clubes y un sindicato”.




Comentarios