Es por la carencia de vitamina B12. Apneas centrales, convulsiones y pérdida de conexión con el medio son algunos de los síntomas que enumeran en el informe.


Médicos del Hospital Garrahan realizaron un informe en el que sostienen que la deficiencia de vitamina B12 en hijos de madres veganas y vegetarianas puede provocar “compromiso neurológico grave”.

Apneas centrales, convulsiones, hipotonía, pérdida de conexión con el medio y de pautas madurativas son algunos de los síntomas que enumeran en el documento elaborado por los doctores Juan Aguirre, María Donato, Mariela Buscio, Verónica Ceballos, Marisa Armeno, Luciana Aizpurúa y Lucrecia Arpí. 

“La deficiencia de B12 se manifiesta en órganos con recambio celular elevado, como la médula ósea, que regula la eritropoyesis y el sistema nervioso, en el cual afecta la reparación de axones y la síntesis de mielina y neurotransmisores”, señalan.

Hospital Garrahan.

Asimismo, mencionan que los sindromes relacionados a la carencia de vitamina B12 incluyen falla medular, anemia megaloblástica, mielopatía, neuropatía, alteraciones neuropsiquiátricas y atrofia óptica.

En los niños con deficiencia congénita, el daño del sistema nervioso central (SNC) se caracteriza por la pérdida de sustancia blanca con mielinización retardada.

Según el informe, la adecuada ingesta y absorción de B12 durante el embarazo y la lactancia son “factores protectores más relevantes que el estado de los depósitos maternos”.

Con respceto a la problemática expuesta, desde el Garrahan informaron que la prevalencia ha aumentado rápidamente: seis casos entre 2006 y 2013, dos entre 2014 y 2016 y siete en el período 2016-2018.

En tanto, enfatizaron que, a partir del aporte diario, luego semanal y finalmente mensual de B12 a los pacientes y a sus madres -, se vio una mejoría clínica, con la desaparición de las convulsiones y las apneas, y la recuperación parcial de las pautas madurativas; el hemograma y el electroencefalograma se normalizaron con el tratamiento.

Alimentos y tendencia

Una cuestión a tener en cuenta es que la vitamina B12 se encuentra en carne, vísceras, aves, pescados, mariscos y yema de huevo, mientras que la leche humana es una fuente adecuada cuando los niveles maternos son normales.

Eso significa que la B12 se encuentra en productos animales, no de origen vegetal, salvo que estén enriquecidos. Por ende, la población vegetariana tiene limitadas fuentes de B12.

Es que las legumbres poseen escasa cantidad con baja absorción, por lo que los veganos tienen mayor riesgo. Incluso aquellos que consumen carne o pescado menos de una vez por semana también tienen riesgo de deficiencia de B12.

Además, esa realidad va de la mano con un crecimiento de popularidad de las dietas vegetarianas en los últimos años. En la Argentina, se estima que alrededor del 2 por ciento de la población es vegana, según la Sociedad Argentina de Nutrición, aunque no se cuenta con estadísticas poblacionales.

Por su parte, en la población vegetariana se estima que la deficiencia de B12 afecta al 62% de las embarazadas, de acuerdo al informe titulado “Compromiso neurológico y hematológico por déficit de vitamina b12 en lactante hijo de madre vegetariana: Caso Clínico”.

En resumen, desde el Hospital Garrahan manifestaron que, en los últimos años, el porcentaje de niños nacidos de madres veganas ha aumentado considerablemente por la popularidad de estas dietas.




Comentarios