El futbolista relató también como se originó el fanatismo por el Xeneize, entre otros detalles de su vida.


El nombre Nestor Ortigoza despierta una sonrisa en los hinchas de San Lorenzo. Prácticamente infalible a la hora de patear penales, el futbolista que actualmente se desempeña en Rosario Central fue autor de uno de los goles más importantes en la historia del club: aquel 1-0 ante Nacional de Paraguay que posibilitó a los de Boedo levantar por primera vez la Copa Libertadores.

En una entrevista de 15 minutos para el programa “Líbero” que se transmite en “TyC Sports”, el volante central dio detalles acerca de su vida. El más resonante puede que sea la confesión sobre que, en su infancia, era hincha de Boca, acérrimo rival del “cuervo”.

Nunca fui a la cancha, nada. Pasa que mi tío era fanático de Boca y mi madrina también. Entonces me regalaban camisetas. Yo no era de mirar fútbol tampoco, a mí me gustaba jugarlo”, reveló el bonaerense.

Además, demostró una devota idolatría por Juan Román Riquelme: “Siempre fue mi ídolo. Si jugaba Boca, y Riquelme, no me lo perdía seguro. En mi casa veo videos suyos en YouTube. Me manda mensajes y me pongo nervioso. Los vi a Cristiano, Messi y Maradona, pero Riquelme es Riquelme“.

A su vez, acerca del origen de su apodo “Jony”, indicó: “En el ’82 hubo guerra con los ingleses por las Malvinas, y cuando me fueron a anotar, le dijeron que era un nombre inglés, que no se podía. Entonces me pusieron Néstor, pero siempre me dijeron Jonathan“.




Comentarios