El reconocido actor contó que no tuvo una infancia agradable y destacó la importancia de su padre para salir adelante.


La última actuación de Rolando “Roly” Serrano en “El Marginal” interpretando al “Sapo” causó sensación en todo el público argentino. Es que al ser el “capo” de la cárcel de San Onofre cautivó a todos los fans de la serie de Sebastián Ortega.

Pero no todo fue éxito en la vida del actor, Serrano recordó algunos pasajes de su infancia en el pueblo de Guachipas, en Salta con tristeza por algunos momentos difíciles que le tocó pasar junto a su familia.

Roly Serrano en el papel de “El Sapo” en “El Marginal” (Foto: Redes)

“Yo mucha veces hablo con gente que no conoce, que no sabe lo que es tener hambre, no saben lo que es te duela la panza y que muchas veces me metí un pedazo de cartón para que me deje de doler la panza“, dijo el actor en el programa El Debate de Multivisión Federal.

Además, destacó la imagen de su padre en esos momentos de su vida y contó: “Mi viejo me enseñó a trabajar con las manos, a cortar una madera, a clavar un clavo, me quedó marcado toda la vida”.

El actor reflexionó al respecto y dijo que siente “que hay generaciones de personas que no conocen la cultura del trabajo porque nunca como sociedad hemos crecido de tal manera de que todos pudieran tener la misma posibilidad, de que el trabajo les rinda por lo menos como para vivir dignamente de tener su trabajo, ganar su plata y con eso dar de comer a su familia, mandar a sus hijos a la escuela, ya no existe eso”.

Ahora Roly será precandidato a Diputado provincial por Salta por el Frente de Todos y mostró clara su posición: “El frente para la victoria, el kirchnerismo levantó este país, estábamos en el peor momento, 2012 era un desastre, empezaron a construir cosas, pagamos la deuda, no había deuda externa. La plata se distribuía de otra manera, no nos tenemos que olvidar de que solo dependemos de una nación, también los factores del exterior afectan”.




Comentarios