En Estados Unidos el vaporeo se cobró la vida de cinco personas este año.


El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo anunció este domingo la prohibición de los cigarrillos electrónicos con sabores, en un intento de “combatir el aumento del consumo de productos de vaporeo entre los jóvenes”, que ya se ha cobrado la vida de cinco personas en Estados Unidos. Además, ha adelantado que preparará una nueva legislación para combatir la “publicidad engañosa” de los cigarrillos electrónicos dirigida a jóvenes y niños.

“Los fabricantes de cigarrillos electrónicos con sabor a frutas y sabores dulces se están dirigiendo intencionadamente e imprudentemente a los jóvenes y hoy estamos tomando medidas para poner fin a esto. Al mismo tiempo, tiendas sin escrúpulos están vendiendo, conscientemente, productos de vaporeo a menores de edad”, aseguró el gobernador.

Esta medida se reforzará con un programa educativo sobre el vaporeo para ampliar los programas escolares y las campañas de marketing destinadas a reducir el consumo de tabaco, para incluir cigarrillos electrónicos y la nicotina líquida.

Los cigarrillos electrónicos con sabores han matado a 5 personas en Estados Unidos durante este año.Foto: Mike Wren AFP.

Según el estado de Nueva York, mientras la tasa de fumar entre los estudiantes de escuela superior se redujo de un 27,1% en el 2000 a su récord más bajo de 4,3% en el 2016, el agresivo marketing promocionando los cigarrillos electrónicos con sabor está cambiando esa tendencia. Advierten que el Departamento de Salud del estado ha recibido 56 informes de médicos de graves enfermedades pulmonares en pacientes entre los 15 y 46 años.

Cerca del 40% de los estudiantes de último año del secundario y el 27% de los estudiantes de escuela superior en este estado están usando cigarrillos electrónicos. También indicaron que en 2018, el 27,4% de los estudiantes usaban el cigarrillo electrónico, un 160% más que en 2014, cuando era de 10,5 por ciento.

Desde el Departamento de Salud de esa ciudad aseguraron que el aumento del consumo de los cigarrillos electrónicos en los colegios y de los vaporizadores amenazan con destruir con décadas de progreso en la lucha contra el consumo de nicotina entre los más jóvenes. Según el informe, en 2018, un 2,6% de los estudiantes de entre 11 y 12 años aseguraron haber fumado al menos una vez en los 30 días previos a la encuesta. Un porcentaje que aumenta al 9 % en los estudiantes de séptimo grado (entre 12 y 13 años) y al 8,4 % en los de octavo grado (entre 13 y 14 años).




Comentarios