Su vecino es el principal sospechoso. Los perros adiestrados encontraron una nota que lo complicaría aún más. 


Los indicios sobre una relación sentimental entre Daiana Garnica y su vecino Darío Suárez, el principal sospechoso por su desaparición, se siguen sumando y los investigadores ya casi no tienen dudas de que es el culpable de su desaparición.

Los perros adiestrados de los bomberos de Punta Alta que llevaron para encontrar a la joven, encontraron dos cartas, con una caligrafía muy parecida a la de Suárez, en las que un hombre le declara su amor a Daiana. Aunque el contenido completo de las notas fue guardado bajo absoluto hermetismo, se supo que en ellas admitía estar enamorado de ella y extrañarla cuando no estaban juntos.

Además, trascendió una propuesta que el detenido le hizo a la adolescente de 17 años poco tiempo antes de que se le perdiera el rastro. Quería que tuviera sexo con una de sus amantes al aire libre y filmarlo con su celular. Daiana rechazó la propuesta.

La joven salió de su casa de la localidad de Alderetes,en Tucumán, el pasado 6 de mayo, después de recibir un mensaje de texto del acusado, en el que le pedía que lo acompañara a comprar un regalo. Esa fue la última vez que la vieron.

Otro dato que no pasó desapercibido y despertó sospechas, es que el horno de la ladrillera donde trabajaba Suárez fue prendido justo el día que la chica desapareció, después de haber estado apagado durante siete meses.


En esta nota:

Policiales Femicidios




Comentarios