El Frente de Izquierda-Unidad encabezado por Nicolás del Caño y Romina Del Plá logró superar el 2,80% de los votos.


De la mano de Nicolás del Caño y Romina Del Plá (Frente de Izquierda-Unidad) la izquierda logró retener el cuarto lugar como fuerza política en las PASO y se puso en carrera para las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre.

No tuvo la misma suerte el también izquierdista frente Nuevo MAS, Manuela Castañeira- Eduardo Mulhall, cuya fórmula no logró superar el 1,5% de los votos.

Pasadas las 22:30 cuando el Gobierno Nacional dio a conocer parte de las mesas escrutadas, el FIT-U logró superar al Frente NOS que conforman Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton. Con más del 85% del padrón electoral escrutado, el frente que encabeza el cordobés Del Caño obtenía el 2,8%, unos 625.880 de votos.

Desde el FIT-U celebraron los resultados alcanzados a nivel nacional, sobre todo en las provincias de Córdoba, Mendoza, Jujuy y Neuquén. Al mismo tiempo, calificaron al escrutinio llevado a cabo por el Gobierno Nacional como “escandaloso” y afirmaron que la amplia diferencia obtenida por el Frente de Todos fue “un voto castigo y una clara derrota del gobierno de Mauricio Macri”.

“Esta elección importante de la Izquierda nos coloca con una fuerte presencia en la vida política nacional como lo que vinimos haciendo ante lo que se viene, será muy difícil para las mayorías populares”, afirmó Del Caño, en conferencia de prensa desde el búnker del frente en el hotel Castelar en la Ciudad de Buenos Aires. “Esto recién empieza de cara a las elecciones de octubre”, agregó.

(Prensa FIT)

Si bien desde el FIT-U anunciaron que habían conseguido “arriba de los 800 mil votos, superando las PASO del 2015”, al cierre de este medio los datos mostraban que, a pesar de hablar logrado una unidad histórica, no lograron superar el 3,2% de los votos obtenidos en las últimas primarias. Restará conocer los resultados del escrutinio final que comenzará este martes y que la Cámara Nacional Electoral deberá dar a conocer a más tardar el jueves por la tarde.

El resultado del FIT-U viene aparejado de una unidad calificada por sus propios dirigentes como “histórica”, donde lograron sumar a sus principales socios -Partido Obrero (PO), Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y a la Izquierda Socialista (IS)- al Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).

Denuncia

Como el Frente de Todos y Consenso Federal, desde el FIT-U también salió a denunciar problemas con sistema informático para realizar el conteo de los votos. “Queremos denunciar el verdadero escándalo que significa este escrutinio provisorio. Los fiscales que estaban presentes no podían ver ni qué estaban cargando y Mauricio Macri se rió de todo el pueblo argentino diciendo que nos teníamos que ir a dormir”, sostuvo Del Caño en conferencia de prensa.

Previamente fue Myriam Bregman, candidata a diputada nacional CABA por el FIT-U la que había alertado sobre la situación. “Creo que se confirma la preocupación que teníamos sobre el sistema elegido y que hay que discutir más de fondo de que el poder ejecutivo no puede ser quien realiza la carga provisoria de datos. Creo que hay revisar profundamente eso y que no se genere más esta preocupación”, detalló.

Castañeira, fuera de carrera

La única mujer que se precandidateó como presidente, Manuela Castañeira (Nuevo MAS) no logró superar el 1,5% de los votos, condición necesaria para participar de las próximas elecciones nacionales.

Al igual que en las PASO del 2015 donde el Nuevo MAS tampoco consiguió ese porcentaje, la fórmula Castañeira-Mulhall logró sólo 0,71% de los votos, es decir, 159.966 con más del 88% de las mesas escrutadas.

“Más allá de que en definitiva quedamos lejos de quebrar el piso proscriptivo, los casi 180.000 votos obtenidos, algo en torno al 0.7%, significan haber quedado cerca de duplicar los votos de 4 años atrás, esto en un contexto de fuertísima polarización”, declararon desde el frente a través de un comunicado de prensa.

De aquí en más hay que prepararse para un contexto seguramente inestable. Se adelanta una crisis en los mercados durante los próximos días y, sobre todo, un contexto complejo para el próximo gobierno dado el deterioro de la situación económica y política internacional”, subrayaron.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios