Esta enfermedad que altera la percepción de los colores no tiene cura. Afecta mayormente a los hombres.


El daltonismo no constituye en absoluto una forma de ceguera, sino una deficiencia en la forma en que se ven los colores. Hay quienes tienen dificultades para distinguir determinados colores, generalmente el azul y amarillo o rojo y verde, aunque esto puede variar.

Son muchos los casos en los que ciertas personas descubren ya de grandes que tienen un cierto grado de daltonismo, en algunos de mayor gravedad que otros. Por otra parte, los estudios realizados afirman que la enfermedad, además de ser crónica, es más frecuente en hombres que en mujeres.

Hay un test muy conocido, el cual sirve para conocer si se padece de alguna dificultad para diferenciar ciertos colores. De todas formas, en caso de que los resultados del test no sean positivos, siempre es importante consultar con un médico para conocer más en detalle sobre la patología que se padezca. 

Una persona con una deficiencia de colores quizás no vea los números de este famoso test.






Comentarios