Parte de los cuerpos de aquellos que fallecieron en la montaña durante el invierno del hemisferio norte podrían ser descubiertos por el deshielo.


La última temporada del Everest, ya concluída, estuvo marcada por la gran cantidad de muertes que sucedieron por distintos factores. La misma podría producir que el total histórico de fallecidos en el Everest superen los 807. Con la elevación de la temperatura, debido al cambio estacionario, los restos de los difuntos comenzarían a mostrarse.

Según Radio Mitre, el veterano escalador Kami Rita había visto años atras huesos humanos cubiertos de hielo en el campamento base. Luego de ello, aparecieron más de estos lúgubres elementos producto de un mayor descongelamiento, desde dedos hasta piernas.

Toma de una larga fila de alpinistas escalando el Everest (Nirmal Purja/AP).

”La nieve se está derritiendo y aparecen los cuerpos”, expresó el montañista. Aún así, explicó que para ellos ”encontrar cuerpos se convirtió en la nueva normalidad”.

Estiman que en la cima del mundo podría haber cerca de 100 cadáveres, aunque explicaron que algunos escaladores no desean retirarlos, ya que creen que es óptimo dejarlos para que sean uno con la montaña.

Muchas familias manifestaron su intención de recuperar los restos perdidos, aunque esto requiriría un trabajo de muchísimo dinero. Durante las últimas seis decadas se estima que murieron al menos 300 escaladores, ya sea por tormentas, caídas o falta de oxigeno.




Comentarios