Ocurrió en un partido entre Chicago y Houston por la MLB. La niña está fuera de peligro.


Durante el partido entre Chicago y Houston por la MLB, el beisbolista Albert Amora Jr, de 25 años, dio un duro batazo de foul -como se denomina cuando la pelota se va por el costado del diamante de la cancha- y golpeó con la pelota a una nena de 4 años que estaba en el público.

Al enterarse de que su golpe había lastimado a una pequeña, Amora rompió en llanto y no pudo continuar con el juego. La niña fue trasladada desde el Minute Maid Park al hospital.

Durante varios minutos Almora permaneció en el suelo, con su cara oculta entre sus manos, mientras sus compañeros lo consolaban. Finalmente no pudieron calmarlo y el bateador, padre de dos niños, se fue al banco de suplente aún llorando.

“Obviamente lo primero que quise saber era qué había pasado, saber cómo estaba”, dijo luego a los medios. “Como padre de dos pequeños, no puedo imaginarme por lo que están pasando. Mis oraciones están con ellos, estoy seguro que todo saldrá bien. De manera no oficial sabemos que está bien. Pero créanme seré el primero en saber y estar ahí”, añadió.

Una vez finalizado el juego, Almora Jr. se acercó a una oficial de seguridad del estadio que le confirmó que la niña estaba fuera de peligro y recuperándose en el hospital. El jugador la abrazó y volvió a llorar, pero esta vez de alivio y felicidad.




Comentarios