Los peritos forenses no encontraron heridas de bala en el cuerpo de la adolescente.


El cuerpo de Camila López (13), la adolescente muerta en la persecución a tiros y choque en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, fue exhumado esta mañana y se le realizó una reautopsia en la morgue de Lomas de Zamora.

Los peritos forenses que analizaron el cuerpo determinaron que no presentaba orificios de bala ni heridas de disparo.

Después de las primeras detenciones de policías, que terminaron con un alto funcionario también detenido, se levantó la sospecha de que la autopsia original a la adolescente, que fue practicada por médicos de Policía, podría haber sido alterada.

En tanto, las autopsias de los otros tres fallecidos las realizó Gendarmería Nacional, que sí detectó un tiro en una de las víctimas varones.




Comentarios