Se trata del quinto paro de la central obrera al Gobierno macrista contra los efectos de su política económica y social, y coincidirá con el 50 aniversario del Cordobazo.


La cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) confía en que el paro convocado para este miércoles será “contundente” y que contará con un alto acatamiento, según el pronóstico de fuentes sindicales.

Esa apreciación se debe a que se sumaron los gremios afines al camionero Hugo Moyano y las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA y CTA Autónoma), que lideran los dirigentes Hugo Yasky y Pablo Micheli.

La CTA Autónoma también realizará su propio acto frente a las puertas de su sede en el barrio porteño de Monserrat, en avenida Independencia 766, a las 12.

En tanto, el secretario de Prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Caligari, confirmó que los micros de larga distancia que partan antes de la medianoche, terminará su recorrido hasta la terminal programada. Mientras que los viajes de corta y larga distancia no prestarán servicio desde las 24 de este martes.

Además, no habrá atención al público ni actividad bancaria ni funcionará el transporte de caudales, debido a la adhesión al paro del Frente Sindical, liderado por el dirigente bancario Sergio Palazzo.

Los trabajadores de la Justicia y los docentes tampoco trabajarán, y en los hospitales serán atendidos solo los casos de urgencia.

Se trata del quinto paro de la CGT al Gobierno macrista contra los efectos de su política económica y social, y coincidirá con el 50 aniversario del Cordobazo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios