El empresario dijo que todo lo que tuvo era de una sola persona que está arriba que se lo dio para que lo administre.


Detectaron una conversación entre las escuchas legales que grabaron las conversaciones de los presos de la cárcel de Ezeiza que puede modificar la situación procesal de la senadora nacional y precandidata a vicepresidenta Cristina Kirchner.

Se trata de una “confesión” de Lázaro Báez, el ex constructor de obra pública que está detenido con prisión preventiva en un caso de lavado de dinero, y procesado además en el juicio oral por corrupción en el que se investigan posibles desmanejos en contratos de infraestructura estatal que lo beneficiaron.

Lázaro y Marín Báez en los tribunales de Comodoro Py. (Federico López Claro)

Según consignó Clarín, Báez, en diálogo con una de sus abogadas, Elizabeth Gazaro, admite que “todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara“.

En ese mismo diálogo, revelado en el programa Informe Central de TN, Báez agrega: “Y cometí errores que cometí y quizás por eso estoy donde estoy. Para tener un acto de reflexión. Y veremos si él me da una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores“.

Esta escucha será tomada como prueba por las autoridades que investigan tanto el caso de La Ruta del Dinero K como otra causa que se conformó por lavado de dinero en relación en la enorme cantidad de bienes que se le detectaron al clan Báez, le aseguraron fuentes judiciales a Clarín.




Comentarios