A pesar de que no se esperaban lluvias de importancia en el inicio del año por el efecto del fenómeno conocido como La Niña, el noreste provincial se vio beneficiado con buenas precipitaciones que superaron los 200 milímetros en promedio.

En este sentido en Balnearia la estación meteorológica automática de la Bolsa de Cereales de Córdoba informó 303 milímetros como registro mensual, lo que sorprendió a los expertos. En general en el arco norte y sur del Mar de Ansenuza se constataron buenos registros, en Morteros el promedio fue de 242 y en la zona de La Rinconada 226 milímetros.

En este sentido el climatólogo de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Jorge Ruiz, afirmó en una conferencia virtual: “Hay que agradecer el enero que estamos teniendo”, destacando otros puntos de la provincia donde el promedio fue superior al esperado.

La situación benefició especialmente a los cultivos que estaban con un aporte pluvial inferior a la media anual, al respecto se subrayó que “La Niña” seguirá presente por lo que no se anticipan precipitaciones que superen los promedios para la época por lo menos en los próximos meses.

Cabe destacar que el fenómeno que es parte natural de la circulación oceánica, es producido por un enfriamiento de las aguas del Pacifico en la zona del ecuador, costas de Perú hacia el norte, lo que provoca cambios de circulación atmosférica que genera una reducción de lluvias en el sur del continente.