Lejos de desaparecer, La Unión Regional sigue en las calles pero en formato reducido como consecuencia de la crisis.


Los medios de comunicación no están ajenos a la complicada situación económica que se vive en nuestro país. Desde los costos elevados que se deben afrontar a diario, como la producción, impuestos, insumos y demás; hasta la caída en el número de comercios que eligen dar de baja las publicidades como consecuencia de la misma crisis; hacen que estos espacios sumamente necesarios para la comunidad, se vuelvan insostenibles económicamente.

Con 26 años recorriendo las sierras chicas, “A La Unión Regional también le llegó (o le pasaron cosas). Cuando Macri asumió nuestra tirada estaba en 20 mil ejemplares de 40 páginas. Seis meses después serían 32 páginas, luego 24, hasta éste presente número de apenas 16 páginas”; así describe el momento preocupante que fue agravándose en estos últimos cuatro años en una entrevista con Radio Nexo; Victor Valente, comunicador y director del medio, en el editorial de La Unión de noviembre que siempre está presente en las primeras páginas.

Lejanos quedaron aquellos días del año 2015 cuando se la podía encontrar a lo largo y ancho del corredor con una edición de cuantiosas páginas, muy distinta a la edición flaca –pero no de contenidos- con la que cierra este 2019. Valente reflexiona sobre eso, sentenciando “es como consecuencia de las políticas en contra del campo popular; no es por el mal laburo de La Unión”.

Esta situación en muchos casos lleva a que “los medios de comunicación nos veamos sujetos a la pauta de los estados municipales, algo que se pone muy en tela de juicio”, debido a la condicionalidad –explícita o implícita- que eso genera a la hora de elegir qué y cómo decirlo. Y aquí se puede encontrar el disparador para reflotar el debate, o el deseo, sobre el rol que debería adoptar el estado para con los medios de comunicación que están siempre presentes e informan acerca de lo que sucede en la cotidianeidad de quienes habitamos Sierras Chicas. En el aniversario veinticinco de la revista, el equipo de La Unión planteó la idea de que se sancione una ordenanza para que todos los medios de comunicación regionales sean declarados por los municipios como sujetos o bienes de protección cultural por parte del estado. “Esto permite que ante una situación acuciante como la que estamos viviendo, el estado nos salga a salvaguardar, poniendo en valor a estos medios que contamos la historia y realidad de nuestras localidades”, sentencia Valente como una suerte de sacudón que busca despertar a funcionarios.

La perseverancia de Victor hace que este contexto económico desfavorable invite al cambio (pero del bueno). Contexto que encuentra a los medios justo en una situación de reinvención, para seguir siendo atractivos y de interés para la comunidad que busca informarse o comunicarse de manera muy distinta. Las redes sociales, invitan a la innovación y a una vuelta de tuerca. En estas ediciones acotadas, La Unión Regional muta “con nuevas secciones para que cada noticia sea corta, dinámica y que tenga muchos datos”, adelanta Valente, para que siga siendo atractiva para los tiempos que se viven. Desde “Amo Sierras Chicas” para referenciar paisajes, sitios históricos, lugares; otra aparecerá con el título de “Cosas de Pueblo” para meternos en modismos, usanzas y cuestiones bien identitarias; otra sobre “Ambiente y Monte Nativo” de suma importancia en el corredor; estará “La nota del mes”; “Deportes y Deportistas”, una sobre “lo que hablan en las redes los y las adolescentes”; una sobre “Identidad de Género” respondiendo a la demanda de hoy; “Inclusión y Derechos”; un doble pliego para “Política, Intendentes e info de servicios municipal”; son algunas de las nuevas secciones que se vienen desde diciembre. Además del Editorial, la Contratapa Cultural y la siempre ácida Página/13; clásicos de La Unión que pronto cumple veintisiete años.

Por último, consultado sobre los tiempos por venir, Valente proyecta: “Me esperanzo en que reverdezca la economía Argentina. Sé que va a ser muy difícil, pero nos va a encontrar en el callejeo cotidiano como es habitual. Como sea La Unión va a seguir saliendo y seguramente la Nexo se va a seguir escuchando”.




Comentarios