Un momento insólito e increíble tuvo lugar este miércoles pasado en Bariloche cuando las puertas de una ambulancia que estaba en movimiento, se abrieron, y dejaron caer la camilla con el paciente que estaba en ella a la calle.

//Mirá también: Córdoba: perdió al bebé y denuncia al dispensario de Estación Juárez Celman

Toda la secuencia del momento del insólito descuido quedó registrada por una cámara de seguridad en el siguiente video.

En él se puede ver cómo la camilla sale despedida de la ambulancia cuando ésta termina de doblar en la esquina y casi llega a golpear -la camilla disparada- contra otro auto. Cabe recalcar que esa camilla llevaba un paciente consigo.

El ambulanciero se percató media cuadra después

Luego de que camilla y paciente salieran disparados por la parte de atrás del vehículo asistencial, la ambulancia en cuestión tardó media cuadra en percatarse de lo que había sucedido.

“Cuando cayó, no se dieron cuenta de lo ocurrido”, según las palabras de un testigo del hecho. Y continuó: “La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”.

Ante esta situación, los vecinos alertaron a los camilleros de lo que estaba sucediendo, al mismo tiempo que el conductor de un auto, que tuvo que frenar para no colisionar contra el enfermo.

Qué vieron los testigos

“Se le abrieron las puertas a la ambulancia. En la parte de atrás solamente iba el paciente en la camilla y la señora”, estas fueron las palabras de uno de los testigos que pudo dialogar con una radio local.

El hecho ocurrió en las calles Sobral y Onelli, al doblar en la esquina con dirección a Elordi, de Bariloche. Los medios locales publicaron enseguida que las puertas de la ambulancia se abrieron, sin que los propios camilleros se percataran de eso.

Los vecinos que observaron el hecho alertaron a los camilleros de lo que estaba sucediendo.

“Se les cayó con camilla y todo a la calle”, también completaron los testigos. Y confirmaron que fueron de gran ayuda para los ambulancieros los avisos de los vecinos que los alertaron de lo que estaba sucediendo.

Actuaron rápido. Los enfermeros lo cargaron enseguida y se fueron. Había mucha gente alrededor”, confesó el testigo.

Y agregó: “Un hombre frenó en la mitad de la calle. Frenó el auto y salió corriendo. La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”.