Ambas instituciones están ubicadas sobre Bv Contin en Viedma. Las pintadas era en contra de un condenado por abuso sexual.


Quisieron escrachar a un pastor evangélico acusado de abuso sexual, pero se equivocaron y pintaron las paredes de una parroquia católica de Viedma. La iglesia en la que había estado el pastor en cuestión se encontraba a tres cuadras.

La Parroquia San Pío X, ubicada en Bv Contin 514, amaneció con pintadas pero una de sus integrantes, Diana Gosperoni, señaló: “No tiene nada que ver la acción que se originó con nuestra capilla, porque nuestro cura es el padre Óscar (Pérez)“. Al mismo tiempo comentó que sobre el mismo boulevard, pero casi llegando a Saavedra, se encuentra la Iglesia en la que habría orado el pastor recientemente condenado. 

Al mismo tiempo, las imágenes de las pintadas fueron publicadas en el Facebook de “Catedral Viedma“, que según informa NoticiasNet se manifestaron en contra del ataque: “Totalmente repudiable. Ayer salió en los diarios la condena a un pastor evangélico, Alejo Insaurralde, que dirige la iglesia ubicada en Bvard. casi Saavedra. Pero los ignorantes e intolerantes de siempre, y con el odio a nuestra Iglesia que los enceguece, aprovechan para destruir nuestros templos sin antes informarse”.

Alejo Insaurralde ya fue condenado por el delito de abuso sexual, pero en los último días su propia nieta lo denunció y se le abrió una nueva causa. A partir de ese momento los escarches en redes sociales y terminó en las paredes de la Capilla de culto católico, que en el transcurso de un par de horas se volvieron a pintar. 




Comentarios