Ocurrió en la localidad de Allen. Luego de sepultarlo, les advirtieron a sus familiares que hubo un error con el cadáver.


Una vecina de la localidad de Allen en la provincia de Rio Negro denunció públicamente, este pasado martes, que le entregaron a su familia el cuerpo de quien pensaban era su padre y luego de sepultarlo, desde el Hospital, le avisaron que se habían equivocado de cadáver.

Romana Márquez expresó que su padre, que estaba internado en el hospital local, falleció en horas de la madrugada de coronavirus. En la mañana le entregaron el cuerpo en una bolsa completamente sellada y luego de hacer los trámites en una funeraria, le dieron sepultura.

Imagen ilustrativa

Minutos después de la sepultura, cumpliendo con los protocolos necesarios en el marco de la pandemia de COVID-19. Márquez explicó a FMLíder que la llamaron del hospital para informarle que se habían equivocado en la entrega del cuerpo y que el cadáver de su padre aún seguía en el nosocomio local.

“Es doble el trauma y doble el dolor”, indicó la mujer, quien señaló “no sabemos quién es la persona que sepultamos”. Roxana Márquez aseguró entender el contexto de pandemia en que la se encuentra el país, no obstante insistió en hacer público lo sucedido para que la situación no se repita con otros decesos.

Allen, Río Negro.

“Esto no lo podemos dejar pasar”, apuntó al reclamar que debe existir algún método con protocolos para que los familiares puedan reconocer a los fallecidos por COVID-19.




Comentarios