La Justicia de Río Negro tomó la decisión tras el crimen de Emilio García, de 46 años, cometido el miércoles 24 de junio.


La justicia de Río Negro dispuso la prisión preventiva para un abogado y su padre acusados de asesinar a balazos al dueño de un complejo de cabañas de la localidad de Sierra Grande. Los acusados llevaron el cadáver de la víctima hasta la comisaría local, donde quedaron detenidos.

Así lo resolvió el juez Juan Martín Brussino, quien hizo lugar a la imputación planteada por el Ministerio Público Fiscal provincial para Víctor Massetta, de 65 años y César, su hijo, por el crimen de Emilio García, de 46 años, cometido el miércoles 24 de junio en la zona de Playas Doradas.

Según  los fiscales Juan Pedro Puntel y Mariela Coy, los implicados están acusados de ser coautores del homicidio agravado por el uso de arma de fuego de García, y el mismo delito pero en grado de tentativa de un hombre que acompañaba a la víctima al momento de los disparos y que salvó su vida al escapar de la escena de crimen y esconderse en unos arbustos cercanos.

La imputación se hizo a través de una audiencia virtual (web).

Para los fiscales, los imputados, cada uno con un arma de fuego, efectuaron al menos cuatro disparos contra García, y también contra la otra víctima.

De acuerdo a los forenses, el dueño de las cabañas sufrió siete orificios de bala en región dorsal, glúteo y tórax.

Durante una audiencia virtual, los fiscales remarcaron como pruebas que los acusados llevaron el cadáver hasta la comisaría donde también entregaron las dos armas utilizadas en el hecho.

Asi se inscribía uno de los implicados en el Colegio de Abogados de Viedma (web).

También destacaron el secuestro del vehículo de los imputados, sus teléfonos celulares y prendas de vestir.

En ese sentido, desde el MPF requirieron la prisión preventiva de los acusados ya que en libertad podrían obstaculizar la investigación y que junto a la segunda víctima que resultó ilesa hay otro testigo que deben preservarse.

A su vez, la querella fue ejercida por los abogados Manuel Maza y Luciano Perdriel, quienes coincidieron con el pedido de prisión preventiva de los fiscales por considerar que este tipo de situaciones “ameritan la restricción de la libertad ambulatoria de los imputados”.

Comisaría de Sierra Grande (web)

Por su parte, los defensores oficiales Carlos Dvorzak, Marta Ghianni y el adjunto Adrián Zimmermann solicitaron medidas menos gravosas a la prisión preventiva al sostener que no hay riesgo de que entorpezcan la pesquisa ya que no restan pruebas periciales por hacer que puedan ser adulteradas y que ambos acusados prestaron colaboración con la pesquisa desde el primer momento.

Sin embargo, el juez Brussino recordó que el testigo presencial fue atacado y que aún no se recolectó la prueba fílmica, por lo que dispuso la prisión preventiva de ambos acusados y la extensión de la investigación por cuatro meses.

De acuerdo al relato de testigos, los investigadores determinaron que los hombres mantuvieron una fuerte discusión con García pero en cierto momento se retiraron y pocos minutos después regresaron y le dispararon.

El conflicto habría sido por la venta de un camión (web).

Se cree que, al ver que el hombre se encontraba fallecido, los agresores cargaron a la víctima en el auto en el que habían llegado, un Volskwagen Golf de color verde, y se dirigieron hacia la Comisaría 13 de Sierra Grande, donde entregaron el cuerpo sin vida de García y dos armas de fuego.

Ambos hombres declararon ante los policías que lo habían matado en el marco de una pelea y que había sido en defensa propia.




Comentarios