La menor fue contactada mediante llamados telefónicos. La imputada le facilitó pasajes para que fuera a General Conesa.


La fiscal Paula Rodriguez Frandsen acusó a una mujer por instigar a una niña a abandonar su hogar y corromper el normal desarrollo sexual de la menor en el año 2018. La funcionaria judicial pidió una medida cautelar de prohibición de acercamiento y contacto para proteger a la víctima hasta que concluya la investigación.

Cámara Gesell.

Rodriguez Frandsen había imputado a la mujer por el delito de “corrupción de menores”, pero por una observación del defensor oficial, Camilo Curri, a la que hizo lugar la jueza de Garantias, Itziar Soly, tendrá que reformular la acusación con más detalles.

La menor fue contactada “mediante llamados telefónicos, indujo a la niña a fugarse de su casa materna y le facilitó los pasajes para que fuera a General Conesa a encontrarse con ella” y abandone la ciudad de Viedma, expuso la fiscal según VDMNoticias.

Entre las pruebas se mencionó el relato de la menor obtenido en Cámara Gesell, documentos policiales en que la fuerza estaba buscando a la niña e informes de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General que peritó un teléfono celular.

Cómo funciona una Cámara Gesell

Por su parte, la Jueza Soly formuló cargos por el delito de instigación a la fuga “porque estaban cumplidos los requisitos de tiempo, modo y lugar”, mientras que requirió que se reformule el primer hecho con más detalles no sólo del contexto sino además de las circunstancias del acto corruptivo.

Se dispuso cuatro meses de investigación y las medidas cautelares solicitadas por la Fiscal.




Comentarios