Anamá Ferreira y Adriana Aguirre siguen protagonizando una fuerte polémica, tras el repudiable comentario racista que realizó la ex vedette durante el programa de Edith Hermida, “Está en tus manos”, donde ambas eran invitadas.

//Mirá también: Adriana Aguirre mostró cómo quedaron sus piernas tras el accidente: “Se me destruyeron los glúteos”

Aguirre quería contar en televisión sobre su lesión en la pierna tras una fuerte caída mientras ensayaba en el teatro La Campana de Mar del Plata. Fue ahí donde Ferreira la interrumpió: ““¡Vamos a jugar, Adriana!”. La ex vedette respondió: “¡Dejame hablar, mono!”.

El programa fue al corte comercial rápidamente. Sin embargo, después de regresar, Anamá ya había abandonado el set.

“Fue un mal entendido. Hace cinco meses que estoy con un psicólogo y que vine a divertirme. Si le dije algo que la hizo sentir mal le pido perdón. Ella tiene que entender que yo vengo de esto, con problemas y le hice un comentario porque la quiero pasar bien”, aseguró la ex vedette en el vivo.

La explicación de Adriana Aguirre y el video de Anamá Ferreira

A raíz de lo sucedido, Anamá publicó su opinión a través de sus redes sobre el insulto racista que recibió por parte de Aguirre. Además, también aseguró que habló con Victoria Donda, titular del INADI.

//Mirá también: El terrible relato de Anamá Ferreira sobre un ex novio : “Amenazó con tirarme ácido”

Soy negra y estoy orgullosa de serlo, nunca paso por mi cabeza ser racista contra alguna nacionalidad. Hoy paso algo muy feo y tengo una tristeza infinita de que algunas personas todavía tiene el corazón tan mal, que sus cabezas sea de una manera tan tristes”, escribió Anamá junto a un video.

Casi como respuesta, la ex vedette quiso responderle a la modelo y dar como una explicación a la polémica situación.

“Realmente estoy muy angustiada por lo que ocurrió. Estaba contando el sufrimiento que había tenido por el accidente y cómo había quedado mi pierna y me veo interrumpida de golpe por Anamá porque es una persona vehemente. Yo le contesté pero no con una palabra discriminatoria, es una palabra que utilizo siempre: qué mona que estás, que mono. De hecho en mi casa tengo un pie grande, yo adoro los monos y los peluches. No fue con una intención discriminatoria ni racista, nada que ver”, expresó.