Este aparato tecnológico es la mejor herramienta para proteger y controlar el tránsito en las ciudades y carreteras y por ese motivo tiene los mismos colores en el mundo entero.


En realidad, las tres tonalidades elegidas para crear un semáforo no son ninguna coincidencia y su invención se remonta a 1865 y tiene una curiosa historia detrás y un significado más que razonable.

Por lo tanto hace más de un siglo que son reconocidos por todos los ciudadanos, pero sin embargo, en sus principios, pasó bastante tiempo antes de que los conductores y los peatones los aceptaran. La elección de los colores no fue al azar, sino que es una adaptación de los utilizados en el ferrocarril. Durante la década de 1860 se estrenó el primer semáforo para organizar el paso de los trenes.

Semáforo en rojo (web)

El ingeniero inglés John Knight ideó las señales, con el fin de controlar y organizar el tránsito de los trenes en Inglaterra. Estas indicaciones, por las noches se reemplazaron por luces rojas, que significaban detenerse, y luces verdes que cedían el paso.

Semáforo en rojo (web)

Al ingeniero se le ocurrió la idea de utilizar un sistema de semáforo de brazos en posición horizontal para indicar “stop” o inclinado para indicar “siga” de día y de noche se instalaba una luz roja para detenerse y luz verde para avanzar.

Los colores de las luces de los semáforos (Web)

En aquel entonces, los primeros semáforos funcionaban a gas y requerían mucho cuidado. El rojo, por su espectro de color se ve desde lejos, incluso es más visible que otros colores en la niebla. Por esta razón se implementó en el ferrocarril para detener las formaciones ante un peligro. El verde se utilizó porque tiene menor espectro visible que el rojo, pero mucho más que el azul. Mayor visibilidad a distancia y es el color de la esperanza, es decir, significa que con él se puede avanzar.

En agosto de 1914 se creó el primer semáforo de la historia, igual al que conocemos hoy en dia, en Cleveland. A pesar de ser eléctrico, era operado manualmente y utilizaba luces para mostrar las palabras “stop” y “move”. 

Colocación de semáforo en la intersección de Bv Sáenz Peña y Bv Rivadavia

Por su parte, el color amarillo fue elegido como una transición para el color rojo, que significa una advertencia para comenzar a reducir la velocidad y dar paso a los peatones. 




Comentarios