Según lo confirmó una expedición rusa encontraron ejemplares de mosquito común en la Isla Jorge Rey conocida en Argentina como isla 25 de Mayo y en Rusia como isla Waterloo, es la mayor de las islas Shetland del Sur en la Antártida.

El jefe de la expedición, Alexandr Klépikov, aseguró "a los mosquitos los trajeron los turistas, ya que esta isla además de contar con varias bases polares también recibe mucho turismo. Además las condiciones climatológicas con perfectas para estas especies de insectos, hay muchos ríos y arroyos, y la temperatura tanto en invierno como verano siempre ronda los cero grados centígrados".

Cabe aclarar que hasta ahora, la Antártida ha sido el único continente libre de mosquitos comunes. Solo una especie de estos insectos había logrado habitar allí; la Bélgica Antártica, que son mosquitos que no tienen alas.

Isla Jorge Rey, Antártida.

Los mosquitos hallados ahora en la base rusa Bellingshausen son los denominados "comunes" o Culex Pipiens, es una especie que se alimenta de sangre, son portadores y transmisores de muchas enfermedades. Ante esta situación un grupo de científicos se ha interesado específicamente en desarrollar trampas para poder atraparlos y erradicarlos del continente blanco.

"Se desconoce si llegaron en barco o en avión, en la ropa de un científico o en forma de larva dentro de algún recipiente con agua. La certeza es que son un peligro potencial para el ecosistema ya que si se adaptan al entorno pueden reproducirse rápidamente y ocasionar graves daños" explicaron los científicos y agregaron que una de las principales complicaciones es que "no se puede utilizar insecticida para matarlos".