Tras el anuncio del abandono de actividades por parte de la multinacional Brightstar en Tierra del Fuego, diferentes actores del rubro industrial manifestaron su preocupación por la pérdida de más de 500 puestos de trabajo.

En este contexto desde el cuerpo de delegados del personal metalúrgico de la empresa, conjuntamente con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), emitieron un comunicado donde expresan el repudio a la decisión y la catalogan como "sorpresiva e irresponsable". Además adelantaron que se mantendrán en asamblea permanente "para luchar por la continuidad laboral".

Sin ir más lejos, el jefe de la UOM, Antonio Caló, manifestó su preocupación por la situación de los trabajadores en un encuentro en la Casa Rosada, la semana pasada. Así se lo hizo saber al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Comunicado de la UOM seccional Río Grande.

Mientras que la Asociación de Supervisores de la industria Metalmecánica, Metalúrgica y Minera (ASIMRA) seccional patagonia, se sumó a la medidas de fuerza de la UOM y desde este martes decretaron paro por tiempo indeterminado, "hasta que no estén las condiciones y las garantías de la continuidad laboral de todos los trabajadores de la empresa", indicó Javier Escobar, Secretario General de ASIMRA.

En este marco de incertidumbre, el Gobierno de Tierra del Fuego anunció -este miércoles- el inicio de negociaciones con los directivos de Brightstar Fueguina para "garantizar la continuidad laboral de los empleados y la producción".

Al respecto, la ministra de Producción de la provincia, Sonia Castiglione, confirmó que el Ejecutivo fueguino "está dialogando y trabajando con los diversos sectores y actores en relación con esta situación", y señaló que "incluso el propio gobernador Gustavo Melella participa de las tratativas".

Brightstar TDF.

"Sobre todo es momento de llevar tranquilidad. Vamos a garantizar la continuidad laboral y la producción, por más que pueda existir algún cambio en la titularidad accionaria de la empresa", aseguró la ministra.