Así lo manifestó el titular de la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF), Oscar Bahamonde.


El titular de AREF se refirió al proyecto de ley de emergencia que el Poder Ejecutivo elevó a la Legislatura. Además, se detalló los beneficios en la parte tributaria y remarcó que “esta ley está buscando reforzar y darle una continuidad a esas políticas que se han implementado”.

Con respecto a la creación del programa de recuperación económica (PROGRESO), el funcionario manifestó que “es una segunda etapa en la ayuda al sector privado en este contexto de la pandemia que nos toca vivir a todos” y agregó: “sabemos que hace poco más de un mes se han implementado una batería de medidas y lo que hoy se está buscando es reforzar y darle continuidad a esas políticas”.

En relación a la situación fiscal, Bahamonde dijo que “se acompaña también desde la parte tributaria como se ha hecho desde que comenzamos, posponiendo vencimientos, buscando eximir a los pequeños contribuyentes, que no se pague impuesto de sellos por los préstamos que se den en el marco de esta ley y la prórroga de la moratoria que teníamos vigente al momento que comenzamos con el aislamiento social”.

Asimismo explicó: “a esa moratoria van a tener la posibilidad de ingresar todos los vencimientos impagos que tengan los contribuyentes. Se podrán pagar hasta en 60 cuotas lo que implica una quita importante”.

Finalmente, consideró que “esta es una ley de emergencia que tiene solo cuestiones positivas, no estamos hablando de ningún recorte de derecho para nadie”, y sostuvo sobre el tratamiento de la misma que “se podrá compartir en mayor o en menor medida, quizás algún aporte será bienvenido. Debería tener el acompañamiento de los distintos sectores políticos ya que esto es un acompañamiento para todo el sector privado”.




Comentarios