Vecinos del barrio Diza en la capital tucumana alertaron a las autoridades de la presencia de un exótico animal en una vivienda: rescataron a un mono.

En ese marco, efectivos de la Dirección General de Delitos Rurales y Ambientales rescataron a un mono Carayá del domicilio, ya que, es ilegal mantener en cautiverio estas especies.

El hombre que mantenía cautivo al primate lo entregó voluntariamente a los uniformados ya que infringía la Ley Provincial N° 6292 de Protección de Flora y Fauna Silvestre.

Finalmente, el animal fue trasladado a la Estación de Piscicultura en El Cadillal donde quedó resguardado y a la espera de los resultados de los exámenes médicos.

“Cabe recordar que estos animales silvestres no pueden ser albergados en el hogar como mascotas. Ante casos como estos es importante dar aviso a la Policía ya sea denunciando el hecho en la comisaría de la jurisdicción o llamando al 911 para que nos den intervención”, señaló el director General de Delitos Rurales y Ambientales, Julián Condori.