“Somos un partido absolutamente democrático, por lo tanto, no podemos seguir con intervención y, si en otros distritos, en este momento, se está llamando a elecciones y acá estamos con una intervención bastante prologada, lo óptimo sería que el señor interventor llame a elecciones, se normalice el partido y vayamos todos juntos adelante”. Esto lo señaló el dirigente de la Unión Cívica Radical, Osvaldo Barreñada en una entrevista televisiva en el programa “Primer Plano”. Esto son algunos de sus conceptos principales:

- ¿Cuál es la situación de la UCR en Tucumán?

La situación en el radicalismo del distrito Tucumán es bastante compleja. Evidentemente tenemos una intervención que está durando más de un año, en un partido que se ha caracterizado siempre por la democracia. No hay atisbo, en este momento, de llamado a elecciones. Tenemos que, en Buenos Aires, ya el 21 de marzo hay elecciones partidarias. Y, en la medida que el partido no se abra y permita que se participe electoralmente, vamos a seguir en un derrotero de mucha desidia por parte de los afiliados, por parte de los dirigentes “aggiornados” a sus situaciones que no ayudan al partido. Necesitamos movilizarnos a través de la interna partidaria. Vamos a poder tener un partido dinámico. Nosotros queremos y proponemos, el grupo al cual pertenezco, y que vamos participar si se llama a internas, grupos de trabajos prácticamente consolidados para empezar a trabajar desde ahora. Partidariamente, en un primer momento y, segundo, empezar a preparar los proyectos necesarios para el 2023. De tal manera, que el partido llegue movilizado con fuerza y con propuestas concretas.

- El partido está dividido: por una parte, el sector que quiere un acuerdo con Ricardo  Bussi y, por otra parte, están José Cano y Silvia Elías de Pérez.

Está bien, es parte del juego político. Nosotros no estamos de acuerdo con ninguno de los dos grupos. Creemos que el partido se tiene que dinamizar, y esto se logra haciendo que los dirigentes participen, se sumen, con equipos reales de trabajo, haciendo proyectos para 2023, porque creemos que podemos ser una buena opción de gobierno, haciendo las alianzas correspondientes, pero basados en los ideales del radicalismo. José Cano y Elías de Pérez tienen aspiraciones a ser reelectos legisladores nacionales, y los intendentes querrán ocupar lugar. Pero no pasa de eso. Lo que queremos primero es afianzar el partido, movilizarlo, dinamizarlo, para recién ahí empezar a hablar de candidaturas.

En la medida que el partido se encuentre intervenido, siempre queda algo de sospecha, porque el interventor puede ser parcial. En cambio, cuando la autoridad partidaria es elegida por el voto de los afiliados, todo cambia, porque ha sido elegido democráticamente y no “a dedo” por Buenos Aires. Por eso le pido al interventor de la UCR que llame con urgencia a las internas partidarias.

- ¿Se trabajará tanto para las internas como para las PASO y las elecciones generales?

- Sí, por supuesto. Pero vuelvo a reiterar: en estos momentos creemos que lo que tenemos es fortificar el partido para luego recién ir al proceso electoral de PASO o elecciones generales. En la medida que el partido no esté fortificado, no seamos una unidad, todo lo demás es superficial. Personalmente, cualquier dirigente puede querer ser legislador y dedicarse a ser senador o diputado. Esto no es lo que estamos proponiendo, pero no quiere decir que en su momento no se presente lista en las PASO.

- ¿Qué opina de Cambiemos en Tucumán?

- Cambiemos es una alianza. Es una fusión de partidos que se unieron para enfrentar otra alianza. Podrá continuar o no, no es un tema que nos preocupe. En la medida que el partido funcione como tal, veremos con quién conviene hacer alianzas, para ir en el 2023 y poder ser gobierno.

Creo que la oportunidad y posibilidad que en el 2023 de poner nuevas caras y ver si movilizado el partido, podemos llegar en el 2023 a buen puerto.

- Entonces, ¿Se podría hacer una alianza con Bussi o Macri?.

- Sigo insistiendo, a través de un interventor no me parece apropiado hacer algún tipo de alianza. El que tiene que hacerlas es el partido radical, pero normalizado. Ahí verá el partido con quién hará alianzas. Por eso tenemos nuestra convención provincial. Ellos decidirán si las haremos con “a”, con “b”, con “c”, con “d”. Pero en la medida que esto no exista estamos en las manos de un interventor, y lo que queremos es el conjunto del radicalismo decidiendo, no una sola persona.