Durante la mañana del martes, el reconocido médico inmunólogo, Alfredo Miroli, recibió la primera dosis de inmunización contra el Covid-19. A su vez, en la oportunidad hizo hincapié en la importancia de vacunarse y así luchar efectivamente contra esta pandemia. Por su parte, la ministra de Salud, Rossana Chahla, quien acompañó a Miroli, comentó existe una luz de esperanza ante esta situación epidemiológica: la prevención primaria que se logra con la vacuna.

“Miroli siempre nos tiene acostumbrados a esas clases magistrales de cuando éramos jóvenes y recién comenzábamos a estudiar medicina. Es tan mediático como él lo explica al tema que lo entendemos todos y que una persona tan reconocida académica y científicamente como el doctor esté colocándose la vacuna, es un gran mensaje para la comunidad que se pregunta si será buena, si se vacunan o no”, comentó Chahla.

“Esa luz, algunas veces se vio empañada por estos comentarios, situaciones que la gente puso en duda. Esto es una muestra de alguien que trabajó muchos años, con mucha experiencia, que estuvo en centros reconocidos del mundo, que sabe de dónde viene la vacuna y hoy está poniéndosela”, destacó la funcionaria.

En tanto, Miroli expresó que es una gloria para el mundo poder disponer de vacunas, de las cuales cinco se encuentran en etapa de comercialización, y más de 100 en investigación. “Hay personas que me preguntan por qué ahora se hacen tan rápido las vacunas, y yo les digo: antes mi abuelo tardaba dos días en llegar a Las Termas de Río Hondo porque se iba caminando o en caballo; la ciencia avanza y los tiempos para las vacunas se acortan”.

“Pero además las vacunas se desarrollan en centros científicos de primer nivel del mundo. No hay ninguna vacuna de Pfizer, hay una vacuna de la Universidad de Pittsburgh que la comercializa una empresa que vende remedios que se llama Pfizer; y hay una vacuna del Instituto Gamaleya de Rusia, un centro de referencia en virología mundial de excelencia que la comercializa como Sputnik V”, explicó el especialista.

Asimismo, subrayó que estas inmunizaciones son excelentes. “Hay que confiar en las vacunas; le puede caer mal a alguien pero todo remedio a alguien le cae mal, todo alimento a alguien le cae mal. Por ejemplo: hay pacientes que no toleran el gluten, no por eso les decimos nadie coma gluten; hay pacientes que no toleran la aspirina y no por eso les decimos a todos que no consuman aspirina”.

“¿Puede ser que no responda? Claro hay lo que se llama inmunodeficiente selectivo, respondo contra todo pero no contra la glicoproteína espícula del virus, y puede ser que no responda, es lo normal en la inmunología y biología. Debemos confiar en las vacunas, inmunizarse a medida que estén las dosis disponibles de acuerdo a un orden de aplicación lógico como lo está desarrollando el Ministerio de Salud Pública con la doctora Chahla”, agregó el referente.

Para finalizar, detalló que cuando el 70 por ciento de la población se haya vacunado, se alcanzará la inmunidad colectiva: “Si nos vacunáramos el cien por ciento de la población, el virus desaparecería de la historia del mundo como ocurrió con la viruela. Si nos vacunamos el 70 por ciento, la epidemia y la pandemia desaparece para siempre”.