En la madrugada del domingo, un reconocido bar pub ubicado en Avenida Presidente Perón al 1.000, fue desalojado al hallarse más de 450 personas presentes, y en el marco de los controles ordenados por el Ministerio de Seguridad para hacer cumplir las normas sanitarias por la pandemia de Covid-19. En ese sentido, la clausura fue ejecutada por personal de la Comisaría de Yerba Buena en conjunto con la Patrulla Motorizada.

El cierre del local se debió ya que no cumplía con el distanciamiento social y había personas bailando. “El personal llegó cerca de las 1:30 de la madrugada, observó que el lugar estaba lleno y la música alta. Se notaba que la capacidad del local permitida por el COE estaba desbordada” explicó el comisario Carlos Ruiz, jefe de Zona Dos de la Unidad Regional Norte, quien confirmó que el local fue clausurado.

Asimismo, los efectivos charlaron con uno de los socios quien colaboró para que todas las personas se marcharan. Pasadas las 2:20 de la madrugada el lugar estaba vacío. Por último, desde la Unidad Fiscal de Decisión Temprana se decidió el desalojo y la posterior clausura porque los dueños violaban el Artículo 205 del Código Procesal Penal.